top of page

Como mejorar el estado de hierro en los bebés e infantes a través de la dieta

Updated: Apr 21, 2023



Si al bebé le han diagnosticado deficiencia de hierro (hemoglobina baja o anemia), tiene sentido evaluar su dieta. Pero aumentar los niveles de hierro no es solo consumir alimentos ricos en hierro, ya que algunos alimentos pueden contener compuestos que disminuyen la capacidad del cuerpo de absorber el hierro. Un ejemplo de esto es que muchos cereales, legumbres y verduras contienen fitatos (compuestos químicos que se unen al hierro) que hacen que el hierro no pueda ser digerido, y como resultado el hierro pasa por el cuerpo sin ser absorbido (Petroski y Minich 2020).


Los taninos (que se encuentran en el té y varias frutas y vegetales) también pueden inhibir la absorción de hierro, como también ciertas proteínas que se encuentran en los huevos. Aunque se dice que los huevos y las espinacas son buenas fuentes de hierro, los estudios indican que el hierro de estos alimentos se absorben mal (Insel et al 2004; Ishikawa et al 2007). También está el problema del calcio y los productos lácteos. El calcio compite con el hierro por la absorción del cuerpo, por lo que una comida rica en calcio puede bloquear temporeramente la absorción de hierro (Lonnerdal 2010).


La leche de vaca contine una proteína llamada alfa-caseína, que tiene un efecto inhibidor sobre la absorción de hierro (Kibangou et al 2005). Por eso, los infantes que consumen mucha leche de vaca tienen más probabilidades de sufrir deficiencia de hierro (Uijeterschout et al 2014). Esto no sucede con la leche humana, ya que a pesar de su contenido en calcio, la leche humana no contiene el inhibidor de la absorción y hierro alfa caseína. La leche human a es un a buena fuente de hierro para los bebés, porque aunque contiene concentraciones bajas de hierro (alrededor de 0.35 mg/L), esta es biodisponible y de fácil absorción, donde los estudios estiman que los bebés lactados pueden absorber entre un 45-100% del hierro de la leche humana (Qasem y Friel 2015).


Sin embargo, cuando los bebés amamantados tienen 6 meses de vida, la cantidad de hierro que obtienen de la leche humana no es suficiente, y por esto los estudios recomiendan que los infantes comiencen a consumir alimentos complementarios ricos en hierro (Qasem y Friel 2015).




Referencias:


Petroski, W., & Minich, D. M. (2020). Is There Such a Thing as "Anti-Nutrients"? A Narrative Review of Perceived Problematic Plant Compounds. Nutrients, 12(10), 2929. https://doi.org/10.3390/nu12102929


Lönnerdal B. (2010). Calcium and iron absorption--mechanisms and public health relevance. International journal for vitamin and nutrition research. Internationale Zeitschrift fur Vitamin- und Ernahrungsforschung. Journal international de vitaminologie et de nutrition, 80(4-5), 293–299. https://doi.org/10.1024/0300-9831/a000036


Kibangou, I. B., Bouhallab, S., Henry, G., Bureau, F., Allouche, S., Blais, A., Guérin, P., Arhan, P., & Bouglé, D. L. (2005). Milk proteins and iron absorption: contrasting effects of different caseinophosphopeptides. Pediatric research, 58(4), 731–734. https://doi.org/10.1203/01.PDR.0000180555.27710.46


Uijterschout, L., Vloemans, J., Vos, R., Teunisse, P. P., Hudig, C., Bubbers, S., Verbruggen, S., Veldhorst, M., de Leeuw, T., van Goudoever, J. B., & Brus, F. (2014). Prevalence and risk factors of iron deficiency in healthy young children in the southwestern Netherlands. Journal of pediatric gastroenterology and nutrition, 58(2), 193–198. https://doi.org/10.1097/MPG.0000000000000216


Qasem, W. A., & Friel, J. K. (2015). An Overview of Iron in Term Breast-Fed Infants. Clinical medicine insights. Pediatrics, 9, 79–84. https://doi.org/10.4137/CMPed.S26572



Libro “Alimentación Complementaria del Bebé”—Guía para facilitar la introducción de alimentos complementarios. Disponible en Amazon en https://amzn.to/3eFDRqL



NOTA: Todos los talleres se ofrecen tanto en forma virtual (a distancia) como presencial; e incluyen el libro relacionado al taller.


Recurso: Carmen Cabrer IBCLC, IYCFS, CLAAS



Si desea contactar una cita para clases o consultas, llene el formulario con su nombre completo, número de teléfono, horario que se le puede contactar, y servicio que desea recibir en https://www.lacted.com/


NOTA: No se realizan consultas ni por mensaje (DM), ni por email, ni por texto. Las consultas son o presenciales (a domicilio) o por la plataforma Zoom por cita previa. Costos por consultas de lactancia o crianza pueden variar según la necesidad, ya que tenemos tarifas escalonadas para recipientes del PAN y del WIC. Horarios y disponibilidad de clases y consultas son limitados.



11 views0 comments

Comments


bottom of page