top of page

Consejos para cuando el parto “se atrasa”



Muy pocos bebés nacen en la fecha aproximada de parto (un 5%). Los bebés nacen cuando les apetece. El inicio del trabajo de parto es algo que ni siquiera los científicos pueden explicar completamente. La duración de un embarazo “normal” puede variar hasta 5 semanas; considerándose “temprano” aquellos que nacen antes de la semana 37 de gestación; y “tardíos” aquellos que llegan a la semana 42 (o más). También puede ocurrir que la fecha estimada de parto pueda estar equivocada, ya que no todos los ciclos menstruales son iguales (la fecha estimada de parto se calcula para un ciclo menstrual de 28 días, con ovulación en el día 14; pero hay personas que tienen un ciclo menstrual que varía de 21 a 35 días.


Pero cuando se acerca la fecha y el bebé todavía no nace para muchas comienza la presión por una inducción por parte de los profesionales de la salud. Siempre hay unas formas naturales que las gestantes suelen probar para “inducir” el parto de forma natural. No hay nada de malo intentarlo, siempre y cuando el obstetra o partera dé el visto bueno.


Relajarse en un baño tibio—El disfrutar de un baño largo y tibio, donde el agua le hace sentir ingrávida, y el calor le calma hace que una se relaje, haciendo fluir la oxitocina. Esto puede ir acompañado con algunos aceites esenciales relajantes (tenemos una lista en nuestro libro), mientras escucha nuestro MP3 de afirmaciones. También puede escuchar el MP3 con técnicas de visualización (y trasladarse a un lugar especial o relajado); o escuchar el MP3 de ensayo de nacimiento. Relajarse es lo principal.


Liberar el miedo—La adrenalina (hormona del estrés) tiene el poder de inhibir el inicio del trabajo de parto (es la antítesis de la hormona de parto oxitocina). Así que escuchar un MP3 de liberación del miedo es una gran idea. También puede hablar con su pareja sobre sus miedos, o escribir cualquier preocupación o miedo en un diario. Cualquiera de los MP3 de relajación guiada son de gran ayuda.


Aceite escencial de Salvia Clary—Solo se recomienda usar el aceite esencial de Salvia Clary después de la semana 37 de gestación (que la persona gestante esté a término completo, es decir, entre la semana 37 y 42 de gestación). Se puede utilizar en un difusor, o sobre un pañuelo, o un par de gotas en un baño tibio (mencionado anteriormente). Si se mezclan unas gotas con aceite de masaje, puede obtener un buen masaje por parte de la pareja. Disponible en https://amzn.to/3NkvwYw


Reflexología y acupresión—las técnicas de reflexología y acupresión ayudan a aumentar los niveles de oxitocina del cuerpo, ayudándole a relajarse. Nuestro libro "Preparándote para un Parto con Conocimiento" incluye entre las maneras de comfort del parto técnicas de acupresión. El libro está disponible en https://amzn.to/3Tn1vHD


Ver una serie o película cómica—cuando reímos, el cuerpo produce oxitocina y endorfinas (hormonas felices) e inhibe la producción de hormonas de estrés (adrenalina y cortisol).


Relaciones íntimas—Cada vez que la pareja se besa, se abraza, tiene relaciones sexuales, comparte intimidad, o se llega al clímax se produce la hormona oxitocina.


Hacer una cena con familiares y amistades—el estar rodeado de las personas que amas nos hace sentir bien, aumentando los niveles de oxitocina. Las comidas que nos gusta o que nos trae recuerdos felices también.


Comer dátiles—Investigaciones científicas han demostrado que comer dátiles al final del embarazo puede aumentar la maduración cervical, y reducir la necesidad de una inducción medica (y hasta se encontró que tiene un efecto positivo sobre la pérdida de sangre en el posparto). Las investigaciones han encontrado que los dátiles tienen un efecto similar a la oxitocina, ayudando a que comience el trabajo de parto.


Masaje—Un masaje puede ayudar a que se sienta relajada, y liberar cualquier tensión física en los músculos del cuerpo (indicándole a su mente que se relaje y se sienta segura). Las caricias rítmicas del masaje liberan oxitocina (hormona del bienestar). Puede pedirle a su pareja que le ofrezca un masaje, o contratar los servicios profesionales de masaje prenatal.


Bailar—El moverse, balancearse, y mover las caderas ayudan a alentar la cabeza del bebé hacia la pelvis, como también a liberar hormonas de felicidad.


Afirmaciones positivas—Repetir afirmaciones positivas puede tener un gran efecto positivo en la persona. Estas están disponibles en nuestro libro "Técnicas de Hipnoparto", como también puede crear las suyas. El libro "Técnicas de Hipnoparto" está disponible en https://amzn.to/3MBVfJR


Estimulación de los pezones—La efectividad de la estimulación del pezón tiene evidencia científica sólida, ya que ayuda al cuerpo a liberar oxitocina, que desempeña un papel en el inicio del trabajo de parto. Estimular los pezones también puede ayudar a provocar que durante el trabajo de parto las contracciones sean más fuertes y prolongadas. Para estimular los pezones, puede usar los dedos/manos, un extractor de leche, un bebé mayor que todavía lacte, o la pareja. Se debe concentrar tanto en la areola como el pezón. Se puede usar la palma de la mano para frotar suavemente. Limite la estimulación a solo 5 minutos (se debe esperar al menos 15 minutos antes de volver a intentarlo).


Caminar—Al caminar, nos ponemos en contacto con la naturaleza, y nos conectamos con el mundo que nos rodea. Nos ayuda a estimular las hormonas, y a sentirnos bien. El movimiento de las caderas al caminar ayuda a colocar la cabeza del bebé sobre la pelvis.


Hay que tener en cuenta que estas sugerencias naturales no iniciarán el trabajo de parto a menos que su mente, cuerpo y el bebé estén listos. El bebé sabe cómo y cuándo nacer. El parto comenzará cuando sea el momento adecuado. Lo más importante es confiar en el proceso, y hacer todo lo que pueda para relajarse. La paciencia, el ser positivas y el relajarnos es la clave.


NOTA: Nuestros MP3 de afirmaciones positivas, relajación guiada, de ensayo de nacimiento o de liberación del miedo se brindan dentro de nuestras clases de parto. También los audios MP3 están disponibles para personas que no están tomando nuestro curso, por un costo adicional de $15. Contáctenos para enviarle el formulario de pago.




La cultura moderna nos hace pensar que el trabajo de parto y nacimiento debe ser un proceso angustioso y doloroso. Este concepto erróneo impide que muchas parturientas tengan una experiencia tranquila y maravillosa en su proceso de parto. El uso de tecnicas como pensamiento positivo, afirmaciones, visualización, respiración consciente, y mindfulness, permite que la persona gestante se prepare para un parto tranquilo y sin dolor.


A medida que se practican las tecnicas de relajación, se estará preparando para el trabajo de parto, logrando mantener la calma y concentración a través de la meditación. Si se comienzan a utilizar estos métodos desde temprano en el embarazo, se aumentará la confianza, comprendiendo como liberar endorfinas durante el trabajo de parto, resultando en un parto lo más natural posible. El hipnoparto alienta a la pareja a también aprender de estas tecnicas, para que se sientan incluidos en el proceso de parto. El libro “Técnicas de Hipnoparto” proporciona todo lo que una persona gestante necesita saber para avanzar a través de las etapas de trabajo de parto. Disponible en https://amzn.to/3MBVfJR




Mientras que el embarazo es un momento emocionante y alegre, cuando se nos va acercando la fecha probable de parto, a muchas esto le causa ansiedad. Sin embargo, con la orientación, la educación, y el apoyo adecuado, esas ansiedades pueden aliviarse. Es por esto por lo que las clases de parto son tan beneficiosas.



Se ha demostrado que la educación sobre el parto reduce el miedo y la ansiedad, a la vez que aumenta la confianza. Un estudio publicado por el American Journal of Obstetrics an Gynecology se mostró que el tomar clases de parto reduce los resultados adversos al parto, como la inducción fallida, y las cesáreas no planificadas. Se piensa que esto se debe al mayor conocimiento y las habilidades que se adquieren en las clases de parto.


Las clases impartidas por el Centro Lacted tienen un mayor alcance, ya que cubren una mayor variedad de opciones disponibles tanto para la gestante como para su acompañante, enfocándose en una amplia gama de opciones en lugar de una simple visión sobre el parto, permitiéndole a la parturienta elegir lo que mejor satisfaga sus necesidades durante el trabajo de parto y parto.


Las clases combinan los diferentes metodos de parto tradicionales, como Lamaze, Bradley, Alexander e Hipnoparto.


Con las técnicas de Lamaze se le enseña a la gestante a utilizar técnicas de relajación y de respiración junto con la asistencia el acompañante para experimentar un parto más relajado.


Con las técnicas del metodo Bradley se hace hincapié en el ambiente especial durante el trabajo de parto—un ambiente calmado, sereno, cómodo.


Con las técnicas del método Alexander se le enseña que el dolor es algo totalmente normal y natural durante el trabajo de parto y se le enseña a la parturienta a utilizar posiciones y movimientos que ayudan a lidear con el dolor y facilitan el parto.


Por último, las técnicas de hipnoparto le enseñan a la gestante cómo utilizar la autohipnosis para reducir los malestares del parto, alcanzando el autocontrol y la relajación.


Recurso: Carmen Cabrer IBCLC, IYCFS, CLAAS



Si desea contactar una cita para clases o consultas, llene el formulario con su nombre completo, número de teléfono, horario que se le puede contactar, y servicio que desea recibir en https://www.lacted.com/ NOTA: No se realizan consultas ni por mensaje (DM), ni por email, ni por texto. Las consultas son o presenciales (a domicilio) o por la plataforma Zoom por cita previa. Costos por consultas de lactancia o crianza pueden variar según la necesidad, ya que tenemos tarifas escalonadas para recipientes del PAN y del WIC. Horarios y disponibilidad de clases y consultas son limitados.




15 views0 comments

Comments


bottom of page