top of page

Seguridad en el agua con los infantes



Con los meses de verano, el sol y el calor, llegan los días de jugar en el agua. Sin embargo, hay que tener precauciones y seguir medidas de seguridad cuando hay infantes en el hogar. Esto es porque la cantidad de accidentes en el agua aumentan durante los meses de calor. Se estima que cada año unos 4,800 infantes menores de 5 años requieren tratamiento de emergencia debido a incidentes relacionados con ahogamiento no intencional. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el ahogamiento es la principal causa de muerte en infantes de 1-4 años en los Estados Unidos.


Debido a esto, es sumamente importante que los criadores y cuidadores sean conscientes, y practiquen la seguridad en el agua. Esto minimiza el riesgo de accidentes, y maximiza la diversión en familia. Siempre que estén en una piscina o playa, o cualquier cuerpo de agua (aun las bañeras) los criadores y cuidadores a cargo deben permanecer alerta en todo momento (aun si hay un salvavidas presente).



Reglas de seguridad para evitar ahogamientos:


Supervisión táctil (mantenerse a una distancia no menos de un brazo)—La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda mantenerse a una distancia de un brazo, ya sea a la hora del baño o a la hora de natación. La mayoría de los infantes que se ahogan es dentro de la casa, en las bañeras, cuando no hay supervisión de un adulto. Si es hora de nadar, es importante que el criador o cuidador se meta en el agua con el infante. Si el adulto necesita salir, debe llevarse a la cría consigo (aún cuando haya salvavidas presentes).

Mantener las distracciones al mínimo—El ahogamiento puede ocurrir, aún en aguas poco profundas en menos de 2 minutos. El supervisar activamente (supervisión táctil o dentro del agua) significa que el adulto puede actuar con rapidez si algo sale mal. Se recomienda que el adulto no se distraiga con el teléfono celular. Es mejor que lo guarde, para evitar distraerse con correos electrónicos, redes sociales, o enviando un texto. Hay que tener en cuenta que el ahogamiento es silencioso y rápido (no hay sacudidas, salpicaduras ni otros ruidos) y puede ocurrir en menos de un minuto. No cuente con poder escuchar un ahogamiento para evitarlo.


Tomar clases de natación—El aprender a nadar puede ayudar a reducir el riesgo de ahogamiento. Las clases de natación pueden comenzar desde los 6 meses, y están disponibles en muchas instalaciones durante todo el año. Busque clases con instructores experimentados y calificados, que enseñen buenas prácticas de seguridad en el agua, incluido que hacer si el infante cae al agua inesperadamente (clases de natación de supervivencia).


Invertir en chalecos salvavidas—Las alas de agua, los fideos y las balsas pueden dar a los adultos una falsa sensación de seguridad, ya que no previenen el ahogamiento. En cualquier cuerpo de agua natural (rio, playa, lago) o en piscina, los infantes deben usar un dispositivo de flotación personal (chaleco salvavidas). Para ver recomendaciones de los mejores chalecos salvavidas para infantes visite https://www.lacted.com/post/los-chalecos-salvavidas-para-infantes


Seguir las reglas de seguridad en piscina—Ya sea en una piscina publica o en el hogar, las reglas de piscina incluyen no correr, no sumergirse, no jugos bruscos, y no zambullirse en aguas pocas profundas.


Curso de RCP—Se recomienda que todo criador o cuidador se certifique en RCP, ya que la administración de RCP puede salvar vidas si se produce un ahogamiento.


Estar atento a signos de problemas después de nadar—Si se ha tenido una experiencia de casi ahogamiento, es importante que el infante sea visto por un pediatra.Si el infante al salir del cuerpo de agua tose mucho, la toz persiste por más de 4-8 horas, o empeora, o la persona se ve y actúa diferente a lo acostumbrado, debe ir a un hospital de inmediato.




Recurso: Carmen Cabrer IBCLC, IYCFS, CLAAS






Durante la gestación, el nacimiento y el posparto, es fundamental contar con recursos que puedan ayudarnos durante el proceso; y entre los recursos valiosos para prepararnos están los libros. El libro "Pasos para una Lactancia Exitosa" constituye todo un completo manual sobre la lactancia, para ayudar a prepararte para este momento tan enriquecedor dentro de la crianza. Incluye una combinación de información precisa que cubre todo lo que hay que tener en cuenta cuando se amamanta, como resolver dificultades, hasta circunstancias especiales, dando respuestas a todas las preguntas y dudas que se puedan presentar en cuanto a la lactancia, para afrontar el momento de la lactancia de forma confiada. Disponible en https://amzn.to/3f76a1r


Si desea contactar una cita para clases o consultas, llene el formulario con su nombre completo, número de teléfono, horario que se le puede contactar, y servicio que desea recibir en https://www.lacted.com/


NOTA: No se realizan consultas ni por mensaje (DM), ni por email, ni por texto. Las consultas son o presenciales (a domicilio) o por la plataforma Zoom por cita previa. Costos por consultas de lactancia o crianza pueden variar según la necesidad, ya que tenemos tarifas escalonadas para recipientes del PAN y del WIC. Horarios y disponibilidad de clases y consultas son limitados.


7 views0 comments

Comments


bottom of page