top of page

No existe evidencia de la infección de candidiásis en los pezones

Updated: Oct 25, 2023

Una infección por levaduras en el pezón es un diagnóstico de un tipo específico de hongo (Candida albicans) en el pezón. Muchas personas que amamantan han recibido este diagnóstico a lo largo de los años. Pero ahora, las últimas investigaciones muestran que este diagnóstico es incorrecto. No hay evidencia sólida que demuestre que las infecciones por levaduras causen el dolor y la picazón típicamente asociados con ellas.


Tradicionalmente, los proveedores de atención médica diagnosticaron una infección por levaduras en el pezón (también llamada "cándida del pezón" o "candidiasis mamárica") en función de cómo se veía. Buscarían signos como enrojecimiento, piel agrietada o hinchazón alrededor de los pezones. También preguntaban sobre síntomas como dolor punzante o picazón. En conjunto, estos signos y síntomas a menudo conducen a un diagnóstico de una infección por levaduras en el pezón.

El dolor en los pezones, la picazón y los salpullidos son problemas comunes de lactancia. Sin embargo , se ha encontrado que las infecciones por levaduras (cándidiasis)no tienen la culpa. En cambio, las causas comunes son la dermatitis (de irritantes o alérgenos), las perlas de leche y el vasoespasmo. Dado que la levadura no es la causa, no se necesitan medicamentos antifúngicos. En su lugar, su proveedor puede recomendar un esteroide tópico u otro tratamiento como el unguento APNO.


El tratamiento tradicional para una aparente infección por levaduras en el pezón incluía cremas antifúngicas tópicas y, a veces, medicamentos antifúngicos orales. A veces, estos tratamientos parecen funcionar. Eso se debe a que los medicamentos antifúngicos ayudan a reducir la inflamación, incluso si los hongos no son la causa. Por lo tanto, podrían aliviar tus síntomas un poco.


La última evidencia científica muestra que los pezones no son un área donde la levadura suele crecer. En su lugar, la levadura podría crecer en los pliegues de la piel del pecho, incluida la parte inferior del pecho o cerca de la axila.

Puede enfrentarse a un mayor riesgo de infecciones por levaduras en estas áreas si tiene diabetes, obesidad o un sistema inmunológico comprometido. El tratamiento suele incluir medicamentos antifúngicos tópicos (como la crema de nistatina). En raras ocasiones, puede necesitar medicamentos antifúngicos orales (fluconazol).


Estos tratamientos no son apropiados para el dolor en el pezón, la picazón y las erupciones alrededor del pezón. Esto se debe a que otras causas, no la levadura, son las responsables.

Usar antifúngicos cuando no se tiene una infección por hongos puede hacer más daño que bien. Por ejemplo, pueden irritar el pezón y empeorar los síntomas. La violeta genciana, en particular, puede causar ulceración en los pezonesy la boca en su bebé lactante. El uso de medicamentos antifúngicos cuando no los necesita también contribuye al problema global de la resistencia a los antimicrobianos.


Es importante actualizarse y aclarar esta información errónea de inmediato. La levadura no tiene la culpa. Investigaciones recientes muestran que hay poca o ninguna evidencia de que las infecciones por levaduras puedan ocurrir en el pezón. En cambio, la investigación más actualizada muestra que otros factores causan estos síntomas. Estos factores incluyen cosas como el agarre y el posicionamiento inadecuados, los irritantes y los alérgenos.


Las últimas investigaciones muestran que las siguientes condiciones son a menudo las culpables de dolor, picaxón y salpullido en los pezones:


Dermatitis: La dermatitis es un término general para muchas afecciones diferentes que causan inflamación de la piel. Al amamantar, puede desarrollar dermatitis de contacto. Esto es cuando algo irrita los pezones o causa una reacción alérgica. Las reacciones alérgicas pueden hacer que piquen mucho los pezones, mientras que las irritaciones suelen causar dolor. Muchas sustancias y materiales diferentes pueden causar dermatitis de contacto, incluyendo:


  • Bálsamos o cremas para pezones.

  • Almohadillas para el pecho.

  • Sostened de lactancia.

  • Jabones o detergentes.

  • Partes de su extractor de leche.

  • Sustancias que su bebé toca o come (que luego se transfieren de su boca a su pezón durante la lactancia).

  • Cremas antifúngicas, que puede recibir para tratar una aparente infección por levaduras en el pezón.


La dermatitis atópica (eczema) también puede ocurrir mientras estás amamantando. Es más probable que desarrolle esta afección si tiene antecedentes de eccema o psoriasis.


Perlas en los pezones: También llamadas ampollas de leche o ampollas de leche, son puntos blancos elevados en la superficie del pezón. Esto sucede cuando el poro del pezón se bloquea, lo que hace que la leche retrocede detrás de él. La investigación muestra que, a pesar de que son blancos y pueden parecer levadura, no hay conexión entre las manchas de los pezones y los hongos. Puede tener solo una o varias manchas en el pezón, en uno o en ambos senos. Las perlas en los pezones pueden ser un signo de sobreproducción (hiperlactancia) o inflamación en el pecho.


Mastitis subaguda: La mastitis subaguda (disbiosis mamaria) es un crecimiento excesivo de bacterias insalubres que causa inflamación y dolor crónico en el pecho. Esto es lo que podrías sentir o notar:


  • Dolor profundo y doloroso en el pecho que se extiende a la zona del pezón.

  • Sensibilidad en los senos.

  • Perlas en los pezones.


La mastitis no es solo una condición, sino más bien un espectro. La mastitis subaguda, también llamada disbiosis mamaria, se encuentra en un extremo del espectro. Sin un tratamiento adecuado, puede provocar mastitis inflamatoria, seguida de mastitis bacteriana y, en última instancia, un absceso. Una gestión adecuada puede detener esta progresión. Esta es la razón por la que el diagnóstico correcto desde el principio es tan importante.


Vasoespasmo del pezón: El vasoespasmo del pezón puede ocurrir en las personas con síndrome de Raynaud. Es cuando los vasos sanguíneos alrededor del pezón se estrechan (constrictos) cuando la piel está expuesta a temperaturas frías. Se puede experimentar:


  • El color del pezón cambia a un color más pálido.

  • Dolor que se siente como si estuviera irradiando profundamente en el pecho.



Los factores que pueden empeorar el vasoespasmo incluyen:


  • El bebé no se prende correctamente a tu pecho.

  • copas de extractor de leche del tamaño inadecuado.

  • Exceso de producción de leche.

  • Cambios en la temperatura.


Los síntomas podrían empeorar inmediatamente después de amamantar o extraerse la leche o cuando sale de una ducha caliente a una habitación con aire más fresco.


Si está amamantando y comienza a tener dolor, picazón o erupciones, lo primero que debe hacer es ponerse en contacto con una consultora de lactancia IBCLC u otro especialista en lactancia.



Referencias:


Betts, R. C., Johnson, H. M., Eglash, A., & Mitchell, K. B. (2021). It's Not Yeast: Retrospective Cohort Study of Lactating Women with Persistent Nipple and Breast Pain. Breastfeeding medicine : the official journal of the Academy of Breastfeeding Medicine, 16(4), 318–324. https://doi.org/10.1089/bfm.2020.0160


Douglas P. (2021). Overdiagnosis and overtreatment of nipple and breast candidiasis: A review of the relationship between diagnoses of mammary candidiasis and Candida albicans in breastfeeding women. Women's health (London, England), 17, 17455065211031480. https://doi.org/10.1177/17455065211031480


Plachouri, K. M., Mulita, F., Oikonomou, C., Papadopoulou, M., Akrida, I., Vryzaki, E., Verras, G. I., & Georgiou, S. (2022). Nipple candidiasis and painful lactation: an updated overview. Postepy dermatologii i alergologii, 39(4), 651–655. https://doi.org/10.5114/ada.2022.116837



Si presenta problemas de lactancia, considere contratar los servicios de una consultora de lactancia IBCLC, que puede evaluar su lactancia, y ayudarle a superar cualquier contratiempo con el agarre del bebé al pecho.


Para más info sobre en qué consiste una consulta de lactsncia visita: https://www.lacted.com/post/servicios-de-consulta-de-lactancia-lacted


Recurso: Carmen Cabrer IBCLC, IYCFS, CLAAS






Durante la gestación, el nacimiento y el posparto, es fundamental contar con recursos que puedan ayudarnos durante el proceso; y entre los recursos valiosos para prepararnos están los libros. El libro "Pasos para una Lactancia Exitosa" constituye todo un completo manual sobre la lactancia, para ayudar a prepararte para este momento tan enriquecedor dentro de la crianza. Incluye una combinación de información precisa que cubre todo lo que hay que tener en cuenta cuando se amamanta, como resolver dificultades, hasta circunstancias especiales, dando respuestas a todas las preguntas y dudas que se puedan presentar en cuanto a la lactancia, para afrontar el momento de la lactancia de forma confiada. Disponible en https://amzn.to/3f76a1r


Si desea contactar una cita para clases o consultas, llene el formulario con su nombre completo, número de teléfono, horario que se le puede contactar, y servicio que desea recibir en https://forms.gle/t5bmeWdBNGR1yzYh6 


NOTA: No se realizan consultas ni por mensaje (DM), ni por email, ni por texto. Las consultas son o presenciales (a domicilio) o por la plataforma Zoom por cita previa. Costos por consultas de lactancia o crianza pueden variar según la necesidad, ya que tenemos tarifas escalonadas para recipientes del PAN y del WIC. Horarios y disponibilidad de clases y consultas son limitados.





26 views0 comments
bottom of page