top of page

El limón ayuda a controlar las náuseas en el embarazo

Updated: Sep 6, 2023



Aunque no todas las gestantes tienen náuseas, es importarte tener en cuenta a aquellas que las padecen. Suelen ser matutinas o vespertinas, a última hora de la tarde y son molestas y, sobre todo, incómodas.


1. El limón. El zumo de limón exprimido con un poco de azúcar es utilizado por muchas embarazadas para combatir las náuseas. Otra cosa que funciona es partir un limón por la mitad e inhalarlo profundamente cuando sobreviene una. También funciona el agua mineral con un chorro de limón.


2. Las infusiones en general son buenas para aliviar las náuseas y evitar los ardores de estómago, pero mejores si son a base de menta, manzanilla o cáscaras de naranja. Por supuesto, son sustitutas del café y tienen un efecto relajante que te sentará muy bien, sin embargo no todas son aptas para embarazadas.


3. Bebidas gaseosas. No conviene abusar de ellas, pero con hielo picadito sientan fenomenal al estómago. Si bebes una bebida de cola, procura que sea sin cafeína, para evitar desvelos nocturnos. La gaseosa o los refrescos con burbujas en general, ayudan a hacer la digestión.


4. Agua. Un vasito nada más levantarte y beber con mucha frecuencia a lo largo del día es bueno para el bebé que estás gestando y para evitar las náuseas.


5. Pepinillos. El vinagre de los pepinillos, las cebolletas y las aceitunas suele sentar bastante bien a las embarazadas que sufren náuseas, aunque, como todo, conviene no abusar de ellos.


6. Frutos secos. Estos alimentos contienen piridoxina (vitamina B6), que ayudan a aliviar la sensación de náuseas. Además de las almendras, son muy buenos los cacahuetes o las avellanas.


7. Galletitas saladas. Llevarlas como tentempié en el bolso, te ayudará a aliviar las náuseas cuando te sobrevengan, aunque, como en el caso de las bebidas gaseosas, tampoco conviene abusar de la sal durante el periodo de gestación.


8. Jengibre. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido los beneficios del empleo tradicional de la raíz de jengibre para prevenir las náuseas y los vómitos durante el embarazo. Puedes tomar jengibre seco, sin sobrepasar los 2 gramos al día.


9. Chicles de canela. Esta especia, muy efectiva para ayudar a estabilizar los niveles de azúcar


El libro “La Mala Barriga: Nauseas y vómitos en el embarazo” es un libro dirigido para las personas que sufren de náuseas matutinas, llenando un gran vacio en la literatura sobre la gestación, con consejos y fuentes de alivio para sobrevivir esta etapa del embarazo. Disponible en https://amzn.to/3feL41k




Como educadora prenatal y doula, siempre recomiendo a las personas gestantes y sus parejas a que aprovechen estos próximos 9 meses de espera para aprender. El leer durante el periodo de gestación ayuda a estar preparado a todo lo que pueda venir, aportando tranquilidad, seguridad, y a ayudarnos a tomar buenas decisiones. El libro “La Gestación Semana a Semana” es un libro que te lleva semana a semana por el desarrollo de tú bebé. Es interesante, ameno y fácil de leer. Se puede leer en pareja, o con aquella persona que te acompaña durante el periodo de gestación. Es una opción ideal de regalo para una persona que recién se entera que está gestando. Disponible en: https://amzn.to/3Bxecs6



Mientras que el embarazo es un momento emocionante y alegre, cuando se nos va acercando la fecha probable de parto, a muchas esto le causa ansiedad. Sin embargo, con la orientación, la educación, y el apoyo adecuado, esas ansiedades pueden aliviarse. Es por esto por lo que las clases de parto son tan beneficiosas.



Se ha demostrado que la educación sobre el parto reduce el miedo y la ansiedad, a la vez que aumenta la confianza. Un estudio publicado por el American Journal of Obstetrics an Gynecology se mostró que el tomar clases de parto reduce los resultados adversos al parto, como la inducción fallida, y las cesáreas no planificadas. Se piensa que esto se debe al mayor conocimiento y las habilidades que se adquieren en las clases de parto.


Las clases impartidas por el Centro Lacted tienen un mayor alcance, ya que cubren una mayor variedad de opciones disponibles tanto para la gestante como para su acompañante, enfocándose en una amplia gama de opciones en lugar de una simple visión sobre el parto, permitiéndole a la parturienta elegir lo que mejor satisfaga sus necesidades durante el trabajo de parto y parto.


Las clases combinan los diferentes metodos de parto tradicionales, como Lamaze, Bradley, Alexander e Hipnoparto.


Con las técnicas de Lamaze se le enseña a la gestante a utilizar técnicas de relajación y de respiración junto con la asistencia el acompañante para experimentar un parto más relajado.


Con las técnicas del metodo Bradley se hace hincapié en el ambiente especial durante el trabajo de parto—un ambiente calmado, sereno, cómodo.


Con las técnicas del método Alexander se le enseña que el dolor es algo totalmente normal y natural durante el trabajo de parto y se le enseña a la parturienta a utilizar posiciones y movimientos que ayudan a lidear con el dolor y facilitan el parto.


Por último, las técnicas de hipnoparto le enseñan a la gestante cómo utilizar la autohipnosis para reducir los malestares del parto, alcanzando el autocontrol y la relajación.


Recurso: Carmen Cabrer IBCLC, IYCFS, CLAAS



Si desea contactar una cita para clases o consultas, llene el formulario con su nombre completo, número de teléfono, horario que se le puede contactar, y servicio que desea recibir en https://www.lacted.com/ NOTA: No se realizan consultas ni por mensaje (DM), ni por email, ni por texto. Las consultas son o presenciales (a domicilio) o por la plataforma Zoom por cita previa. Costos por consultas de lactancia o crianza pueden variar según la necesidad, ya que tenemos tarifas escalonadas para recipientes del PAN y del WIC. Horarios y disponibilidad de clases y consultas son limitados.



7 views0 comments
bottom of page