Subscribete a lacted
Powered by health.groups.yahoo.com
Counter
www.lacted.com

El Centro Educativo Lacted
está ubicado en el Centro Comercial Laguna Gardens, oficina 209 en Isla Verde
Grupos de Apoyo todos los miércoles (llamar antes).        
Teléfono:  (787) 512-0507

Esta página es manejada por
Carmen Cabrer, IBCLC, RLC, LLLL.  
Derechos de autor reservados.
¿Qué alimentos debo evitar durante la lactancia?

No falla que semanalmente alguna madre me traiga la inquietud de que le han
dicho que para lactar debe seguir una dieta “especial”—mas bien una dieta de
pasar hambre porque cada vez la lista se hace mas grande (me río mientras
escribo, pues las madres me piden a gritos la dichosa lista inexistente).    La
realidad es que la mayoría de nosotras NO tenemos que cambiar nuestra dieta
porque lactamos.  La famosa lista de alimentos “buenos” y  “malos” para la
lactancia es mas bien un mito determinado por cada cultura individual que una
realidad fisiológica.  Por ejemplo, en la famosa lista local nos eliminan el ajo.  Sin
embargo, en muchos países del mundo se utiliza el ajo como remedio para
aumentar el suplido de leche.  De igual forma, se considera el cloriflor, por su
alto contenido de clorofila, como uno de los alimentos que también ayudan a la
producción, sin embargo, este es uno de los alimentos que localmente se le dice
a la madre lactante que elimine de su dieta.  

La realidad es que la madre lactante pude comer de todo, siempre y cuando no
sea en exceso.  Sí, hay unos pocos bebés que en verdad son sensitivos a
algunos alimentos de la dieta de la madre, pero no es razonable eliminar una
lista de alimentos de la dieta de estas parejas lactantes.  Por lo general, antes
de eliminar “x” alimento, es preferible examinar que alimentos o bebidas comió la
madre aproximadamente 6 horas antes de que el bebe demostrara incomodidad
u otro síntoma (tiempo necesario para que el alimento se digiera, pase por la
sangre y luego por la leche).  Luego de uno ver un “patrón”, entonces uno
elimina el alimento sospechoso.  Si no se ve una mejoría en el bebe en dos o
tres días, entonces se vuelve a añadir el alimento a la dieta materna y se elimina
otro, hasta llegar al alimento “ofensor”.  En esta etapa “detectivesca” sirve de
gran ayuda el llevar un diario de todo lo que ingerimos.  

En conclusión, la base de la nutrición de una madre lactante es que esta lleve
una dieta nutritiva y balanceada, de aproximadamente 1800 calorías por día.  Lo
ideal es comer los alimentos en su estado mas natural posible (disminuir el
consumo de productos enlatados o empacados con altos niveles de
preservativos), e ingerir muchas frutas y vegetales (al menos 5 servicios al día).
La clave es tener  a mano muchas meriendas rápidas y nutritivas que no
necesiten mucha preparación.