www.lacted.com
Counter
Estas páginas son manejadas por
Carmen Cabrer, LLLL, IBCLC, RLC, CCE
Copyright LACTED 2005-2016
La Infección de Candidiásis





























La infección de cándida, la cual puede afectar la boca del bebé, su área
del pañal y los pechos de las mamás, puede convertirse en una amenaza
para la continuación del amamantamiento.  Esto es debido al intenso
dolor que esta infección puede provocar.  

Uno de los problemas  a la hora de diagnosticar dicha infección lo es el
que la cándida, ya sea en el seno (interna) o en el pezón, es difícil de
diagnosticar.  Otro factor es que en algunos casos, ya sea la madre o el
bebé, no presentan síntomas, aún cuando pueden estar colonizados con
cándida, causando así la re-infección.  

Por último, existe muy poca información en la literatura médica sobre la
cándida en el pezón y el seno.


Síntomas:
La realidad es que es difícil detectar y confirmar la presencia de cándida,
ya se en el  pezón o en el seno,  ya que rara vez se  puede obtener un
cultivo.  No existe ninguna prueba que demuestre que la colonización
normal de cándida en la piel se ha convertido en una infección invasiva.  

Por lo general, cuando la madre se queja de dolor persistente en los
pezones podemos considerar que esta tiene la infección de cándida.  
Este dolor intenso debe ser resuelto lo más pronto posible para así
evitar un destete prematuro.    

Entre los síntomas que diagnostican una infección de cándida podemos
considerar los siguientes:

  • Molestia severa en el pezón—muchas veces descritas como "ardor",
    quemazón, picor y punzadas dentro del seno.
  • La madre se queja de molestia en el pezón tanto durante como
    luego de la alimentación.
  • El bebé puede presentar salpullido en el área del pañal de un color
    rojo intenso.
  • Inflamación de los pezones y la areola—la inflamación por lo general
    se ve de color rosado brillante (la piel del pezón se ve mucho más
    clara que la del resto de la areola).  
  • La boca y/o la lengua del bebé se ven con parches color blanco
    ("sapito").  Muchas madres confunden esto con residuos de leche.
  • El bebé se encuentra irritable—por la molestia en la boca ó en el
    área del pañal.



Factores que Predisponen a la Cándida:

Se han encontrado en varios estudios diferentes factores que pueden
predisponer, ya sea a la madre o al bebé, a la candidiásis:

  • Por lo general, el uso de antibióticos promueve la infección de
    candidiásis.  Muchas madres reciben antibióticos luego del parto,
    especialmente si este fue por cesárea (se le suministra a través del
    suero).
  • Madres con cándida vaginal en el momento del parto—la boca del
    bebé se puede contagiar durante el parto y contaminar los pezones
    de la madre durante la lactancia.
  • Las laceraciones de los pezones en los primeros días también
    predispone a la cándida.
  • El uso de esteroides (Ej.  medicamentos para el asma) alteran el
    sistema inmune y predisponen a la cándida.
  • El uso de anticonceptivos hormonales.
  • Condiciones como la diabetes, anemia, HIV, desórdenes endocrinos
    y otras infecciones predisponen a la cándida.


Tratamientos Médicos para la Candidiásis:

Nystatin (Micostatín):
  •      Boca del Bebé:  Se recomienda administrar la suspensión oral
    de nystatin cada tres horas.  Es importante agitar la botella bien
    antes de usarla.  Se debe cubrir todas las áreas de la boca del bebé.
  •     Pezones de la Madre:  Se debe aplicar en ungüento cada tres
    horas o luego de cada alimentación.  Antes de amamantar se
    enjuaga suavemente todo residuo de medicamento.  

Fluconazole (Diflucán):  Se recomienda su uso si la madre además del
dolor en los pezones presenta un dolor punzante dentro del seno.  La
dosis recomendada es de 100 miligramos de fluconazole una vez al día
por un total de 14 días.  Se debe utilizar en conjunto con el nystatín u
otro ungüento fungicida para que el tratamiento de resultado.  El
fluconazole oral no es recomendable para infantes menores de 6 meses
(FDA  lo aprueba para infantes mayores de 6 meses).  Puede causar en
el infante vómitos, diarrea, dolor abdominal y salpullido en la piel.








Temas relacionados:

La lactancia...¿duele?

El dolor en los pezones

Los pezones agrietados

La candidiasis en el pezón

Remedios naturales para disminuír la candidiásis

Formas de disminuír la candidiásis

Cuando la candidiásis es resistente

Cuando la candidiásis es persistente

El acidophilus cuando se sufre de una infeccion de candidiásis

Otras causas que pueden causar dolor en los pezones

Los pezones inveridos

¿Se puede lactar con pezones invertidos?

Cuando el bebé lactado muerde el pecho

El frenillo y la lactancia

El frenillo
Educacion Continua de
Lactancia Materna
Síguenos!!!
Bookmark and Share