www.lacted.com
Counter
Nombre:
Email:
Suscríbete al boletín
Estas páginas son manejadas por Carmen Cabrer, LLLL, IBCLC, RLC, CCE
Copy Right LACTED 2009
El embarazo y la gripe AH1N1













Las infecciones con la gripe AH1N1 o gripe porcina, fueron
identificados por primera vez en el mes de abril, y desde entonces
los medios de comunicación nos mantienen a todos comunicados,
manteniéndonos informados de contagios y recomendaciones
para prevenirlas y tratarlas.  Las embarazadas junto con los
infantes son un grupo de riesgo, y por esto la preocupación para
esta población es considerable.  

Primero que nada, hay que tener en cuenta que esta pandemia
NO se trata de una enfermedad con una alta mortalidad, aunque
si existe.  Y el riesgo de complicaciones y mortalidad es mayor
para las mujeres embarazadas y para los infantes, ya que
desarrollan problemas más serios.  

Las referencias de otras grandes pandemias de gripe en siglos
pasados muestran mayor mortalidad entre las embarazadas,
teniendo más riesgos estas que la población general.  Se estima
que las complicaciones en el embarazo sean de 4 a 1.  Estas
estadísticas de seguro no tranquilizan.

Entre los síntomas de la gripe AH1N1, estos son comunes entre
las enfermedades virales—dolor, malestar general, dolor de
garganta, fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular.  Las
recomendaciones oficiales son que toda embarazada que tenga
los síntomas correspondientes a la AH1N1 deben realizarse
pruebas diagnosticas que puedan determinar la infección, y se
debe comenzar con tratamiento lo mas pronto posible para que
sean efectivos, aun antes de confirmarse el diagnostico (hay que
tomar en cuenta que las pruebas diagnosticas tardan varios días).

Sin embargo, hay que tener claro que no hay estudios sobre los
efectos de los medicamentos que se utilizan para tratar el AH1N1
en mujeres embarazadas, embriones y fetos, por lo que el uso de
estos medicamentos se esta tomando en cuenta que los
beneficios son superiores a los riesgos que el medicamento pueda
causar.  

Las complicaciones que puede causar el AH1N1 en una
embarazada son complicaciones secundarias, incluyendo
pulmonía.  Si existen complicaciones, esto puede causar a su vez
estrés fetal y mortalidad materna.  En las mujeres embarazadas la
gripe puede ser muy rápida.  Por eso, si se presentan algunos de
los síntomas que antes mencionamos, se debe acudir a un medico
con rapidez.

Las embarazadas corren mas riesgo que otros grupos debido a
que la inmunidad celular de la mujer embarazada desciende para
permitir el crecimiento del embrión  o del feto, aumentando así las
posibles complicaciones.  

Uno de los efectos nocivos de la gripe AH1N1 en las embarazadas
es la fiebre.  Estudios demuestran que la fiebre maternal durante
el primer trimestre de embarazo dobla el riesgo de defectos en el
tubo neural.  La fiebre alta durante el trabajo de parto también
traer riesgo para el neonato.  El embarazo no es una
contraindicación para el tratamiento de antivirales, que ahora
mismo son eseltamivir y zanamivir (nombres genéricos).  Se
recomienda empezar rápidamente el tratamiento siempre que
haya síntomas, y mantener el tratamiento con antivirales por
cinco días.  

Ten en cuenta que la enfermedad no se transmitirá al embrión o
feto de forma vertical, sino que la transmisión es exclusivamente
por medio de las visas respiratorias.  NO se transmiten ni por vía
oral ni por sangre.  El virus se instala en los pulmones de la
madre embarazada, pero nunca llega al torrente sanguíneo, por lo
que no puede atravesar la placenta y afectar al feto.  

Últimamente se esta hablando de que pronto estará disponible la
vacuna, la cual parece que le darán prioridad a las embarazadas
como a los menores de 14 años de edad, enfermos crónicos, y
personal relacionado a la salud.


Temas relacionados:

Prevencion de la gripe AH1NI en embarazadas, lactantes e
infantes

El embarazo y la gripe AH1N1

Los infantes y la gripe AH1N1

La gripe AH1N1 y la lactancia
Educacion Continua de
Lactancia Materna