www.lacted.com
Counter
Estas páginas son manejadas por Carmen Cabrer, LLLL, IBCLC, RLC, CCE
Copy Right LACTED 2006
Suscríbete al boletín
Nombre:
Email:
Contáctanos

Dirección Física:  
Centro Comercial Laguna
Gardens, suite 209
Isla Verde, Puerto Rico   
       00907

Teléfono:  787-512-0507

Email:  lacted@lacted.com

Web:  www.lacted.com
Cambios en el seno durante el embarazo, la lactancia y
luego de la lactancia















Los cambios que ocurren en nuestros senos durante toda
nuestra vida son debido a los cambios en los niveles de hormonas
en nuestro cuerpo.  Por ejemplo, durante el embarazo, nuestros
niveles de hormonas logran unos cambios significativos en el
crecimiento de los ductos de leche y los alvéolos.

Durante el primer trimestre, el sistema de ductos se desarrolla
rápidamente, mientras que por otra parte, el tejido adiposo del
seno (la grasa) parece disminuir.  Durante el último trimestre del
embarazo, el crecimiento del seno parece ser el resultado del
crecimiento de los alvéolos que contienen la primera leche, o
calostro, el cual es rico en proteína y relativamente bajo en lípidos.

Durante la lactancia, el seno materno se caracteriza por el gran
número de alvéolos, donde se desarrollan las glándulas mamarias
a un estado funcional (mamogénesis) donde se establece la
secreción de leche (lactogénesis) y donde también se mantiene la
lactancia (galactopoiesis).

Si la mujer decide no lactar a su bebe luego del parto, o en el
momento del destete, las glándulas mamarias se distienden
grandemente, haciendo así que la producción de leche disminuya.  
Esto es debido a que es la succión del bebe la que inicia el reflejo
neurohormonal para que e produzca la hormona prolactina, la cual
aumenta la producción de leche.  

Al no removerse la leche de los pechos, resulta una congestión de
los pechos, la cual comprime el flujo de sangre al seno,
resultando en un flujo menor.  El flujo menor de sangre hace que
disminuya la oxitocina, que es la hormona que hace que la leche
salga.  La leche que queda en los alvéolos y ductos es absorbida
por el cuerpo, y gradualmente los elementos glandulares retornan
a su estado de reposo.  Sin embargo, la glándula no retorna por
completo a su estado de antes del embarazo, ya que los alvéolos
formados no se regresan por completo (es por esto que las
madres dan mas leche en los embarazos subsiguientes).

Este proceso de regresión glandular no ha sido estudiado en
humanos, pero se piensa que es probable que si una desteta
gradualmente (lo cual por lo general toma un mínimo de 3
meses), el resultado es muy diferente al destete abrupto, en el
cual la regresión es intensa en un termino de días y semanas.